Sermones

¿Cómo restaurar nuestra vida espiritual? / Emeterio Soriano / 14/10/18

Predicador - Emeterio Soriano

¿CÓMO RESTAURAR NUESTRA VIDA ESPIRITUAL?

1 Reyes 18: 16-24

INTRODUCCIÓN

¿Cómo restaurar nuestra vida espiritual? – Constantemente escuchamos de noticias y promociones de productos medicinales que prometen reconstruir o restaurar partes u órganos de nuestro cuerpo. Los medicamentos, en general, tienen esa función. El ejercicio físico, la ida al gimnasio entre otras actividades, se han hecho parte de la vida de muchos, con el fin de alcanzar la salud o la talla perdida. Todos estos son esfuerzos por restaurar alguna condición del cuerpo. Pero ¿Qué hay de la vida espiritual? ¿Qué hay de nuestra relación con Dios? ¿Qué hay de nuestro hombre interior? ¿Estamos poniendo todo ese empeño en el mantenimiento de nuestro interior?

En nuestra porción de hoy, nos encontramos con un encuentro entre el rey Acab y el profeta Elías, encuentro en que se decidía quien era la persona que tenía al pueblo en calamidad. Hubo una fuerte discusión. Acab pensó amedrentarlo, pero el profeta le dijo al rey que la calamidad nacional se debía principalmente a la protección y práctica de la idolatría por él y por su familia. Pero, mientras reprochaba los pecados, Elías le instó a que convocara, en virtud de su mandato real, una asamblea pública, en cuya presencia sería decidido solemnemente quién era el perturbador de Israel. La petición no pudo ser negada, y Acab consintió en la propuesta.

 

El pueblo estaba intentando unir el culto a Dios con el culto a los ídolos, así de difícil e ilógico como intentar caminar con dos muletas, una larga y otra corta. Así de ilógicos eran los intentos de vivir una vida de idolatría y agradar a Dios. El pueblo se encontraba confundido, el pueblo se encontraba lejos de Dios y no sabían cómo regresar a Dios, es en este contexto histórico y espiritual donde veremos cómo se restauró la vida espiritual de Israel y cómo podemos restaurar nuestras propias vidas espirituales.  

Si usted es salvo, quizá el altar de Dios en su vida no se está utilizando. Pero si usted no es cristiano, si usted no ha entregado su vida al Señor, ni siquiera hay un altar de Dios en su vida. Ambas situaciones pueden ser resueltas con la ayuda de Dios a través de su palabra.

RESOLUCIÓN. V. 21

La frase “hasta cuando claudicareis” denunciaba la hipocresía de la gente. Debían seguir al Señor con todo su corazón o darle la espalda por completo.

El pueblo estaba indeciso, lo primero que necesitamos es entender que no podremos sobrevivir espiritualmente si no definimos de qué lado estamos. El pueblo no hacía caso a la palabra de Dios, y para que el pueblo entendiera la superioridad absoluta de Dios sobre los ídolos, es que se propone un reto, el reto consistía en probar a Baal en su área fuerte, pues se decía que Baal era el dios del fuego y de los fenómenos naturales, por tal razón la propuesta del reto pareció bien al pueblo (24). Había que decidirse de una vez por todas.

Comienzan los profetas de Baal, luego de horas y horas de aullar, saltar y hacerse daño físico, llega el turno de Elías, cerca de las tres de la tarde, la hora del sacrificio (29).

RECONSTRUCCIÓN. V. 30

Las cosas se destruyen por el uso, mal uso, desuso y el abuso en el uso. El altar de Dios, el medio de contacto con Dios, se había destruido por el desuso y por los seguidores de Baal del pueblo de Dios.

Ellos se encontraban en el Monte Carmel, un lugar de adoración a Dios y de adoración a Baal, un lugar con una gran llanura y un risco, donde todo el pueblo podía concentrarse y ver claramente la disputa entre Baal y Jehová. Elías toma simbólicamente a todo el pueblo y lo involucra en la reconstrucción del altar de Dios (31).  

Luego de la reconstrucción del altar, continua con los preparativos para el sacrificio y la consecuente restauración del pueblo a una relación con Dios.

Quizá este sea tu caso, necesitas una resolución, y necesitas dar uso a aquellas herramientas que Dios te ha dado para acercarte a Él, la oración, el ayuno y la meditación en su palabra.

REMEMBRAR O RECORDAR. V. 31

Aquí además, se utiliza la designación de Israel, nombre que Dios le dio a Jacob cuando este tenía unos noventa y siete años. La noche en que cruzó el valle torrencial de Jaboq para ir a encontrarse con su hermano Esaú luchó con alguien que resultó ser un ángel. Debido a la perseverancia de Jacob en la lucha, se le cambió el nombre a Israel, como muestra de la bendición de Dios. Israel o el perseverante con Dios.

El pueblo había olvidado su origen, cómo Dios se había mostrado, cómo había obrado en la elección de su patriarca Jacob, como había tenido de él misericordia, y la actitud de adoración constante que temía, levantando, como Abraham un altar dondequiera que iba. Génesis 35: 1-7

Recuerda de dónde te sacó Dios querido hermano, recuerda cómo era tu vida, todo la ira, toda la amargura, toda la tristeza, toda la traición, todo la inmundicia, todo el engaño, todo aquello que te hacía sentir que la vida no tenía sentido y que la muerte era una opción, pero sobre todo recuerda, ¡Cuán Glorioso es el cambio operado en tu ser cuando vino el Señor a tu vida! Gálatas 4: 8-9 y Efesios 2: 1-13. Recuerda que tienes privilegios y responsabilidades especiales. 1 Pedro 2:9-10

RECLAMA. V. 36

Reclama las promesas de Dios en oración, Elías se acercó a Dios en oración y lo hizo usando las palabras de Dios y conforme al mandato que Dios le había dado. Una oración sincera y definitiva, Elías no saldría con vida de ese lugar si Dios no lo respaldaba, pero Él estaba confiado porque el sabía que Dios respalda su palabra. Hebreos 6: 17-18

La oración de Elías no era una oración egoísta, centrada en él, sino centrada en la necesidad suya y sobretodo del pueblo de regresar a Dios (37). Luego de esto Dios se manifestó de la manera que ningún ídolo pudo hacerlo, el poder de Dios se desató luego de la oración de Elías por el pueblo y por Él.  

Debemos reanimar nuestras vidas de oración si queremos que Dios nos hable por su palabra y también a través de obras portentosas. La respuesta de Dios de Dios fue demostrar que Él era Dios y crear arrepentimiento en los hijos de Israel (38-39).

ROMPE. V. 40

La calamidad espiritual y material del pueblo había sido provocada por la idolatría, idolatría encabezada por los profetas de Baal, por mandato de Dios, el pueblo debía exterminar a todos aquellos que arrastraran al pueblo por el camino de la idolatría y de la infidelidad a Jehová (Deuteronomio 13:12-18; 20:12-13).

El pueblo debía liberarse de todo y todos que les llevarán de regreso a apartarse de Dios. En nuestras vidas necesitamos romper con relaciones y cosas que nos separan de Dios. Debemos romper, no podemos quedarnos cerca porque caeremos otra vez. Proverbios 1: 10 y 15 nos enseña que debemos ser contundentes frente a los que nos invitan o inclinan al pecado, pero además debemos de alejarnos de sus prácticas y de ellos mismos.  

Proverbios 6: 27-28, nos hace cuestionar nuestra cercanía al pecado y nos recuerda el viejo adagio: “el que juega con fuego, se quema”.

Seamos prudentes, tomemos medidas contundentes frente a aquello que nos aleja de Dios.

Para restaurar nuestra vida espiritual debemos: tomar resoluciones, reconstruir prácticas piadosas, recordar la obra de Dios en nuestras vidas, reclamar en oración las promesas de Dios, y romper de manera definitiva con aquello que nos lleva al pecado.

APLICACIONES

  • Abandonemos la doble vida, intentando agradar a Dios y a nuestros deseos carnales. No fue posible servir a dos señores, y no lo será nunca. Lucas 16:13   
  • Nuestro tiempo asolas con Dios, es tan importante, que el enemigo intentará destruirlo a toda costa. El tiempo de adoración y estudio familiar de la Biblia es un arma peligros contra las fuerzas del mal y desatan sobre la familia la bendición de Dios.
  • Seamos agradecidos con el que ha hecho tanto por nosotros y seamos fieles a Él.
  • Oremos usando la palabra de Dios, no siendo egoístas sino intercediendo por otros para que ellos sean restaurados también.
  • No importa lo que sea, rompe con eso que es pecaminoso y te aleja de Dios.

Autor: Emeterio Soriano

Último mensaje predicado: https://libres.org.do/sermons/el-dios-que-adoramos-y-sus-nombres-5-ps-ramon-de-jesus-07-10-18/

Facebook  https://www.facebook.com/libres.org.do/

Comments (1)
You must be logged in to post a comment.
  • Hermosa reflexión que yo justo lo que necesitaba en éste preciso momento de aflicción…con la cual he entendido que Dios me Ama tanto que con su Palabra afirma mi Fe…Dios les bendiga mucho … abrazos fraterno… desde ya el comienzo de la restauración de mi vida… BENDITO ES MI DIOS POR SIEMPRE…ME AMA COMO NADIE…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − ocho =