Sermones

COMPROMISOS con Dios, para un NUEVO año

 Regularmente, en condiciones normales, en estos días de fin de  año e inicio del nuevo, en un arranque de optimismo,  hacemos grandes compromisos con nosotros mismos:

  • Este año voy a rebajar, haciendo ejercicios y dietas.
  • Este año voy a leer la Biblia entera.
  • Voy a dedicar más tiempo a mi familia y menos a la TV o a las redes sociales.
  • Este año voy a aprovechar más el tiempo.
  • Voy a comprar mi casa, o mi carro.
  • Voy a terminar mis estudios.

¿Cuáles son tus compromisos o propósitos para este nuevo año?

Debemos  escoger bien nuestros buenos compromisos o propósitos para con Dios. Es muy provechoso elegir algo que glorifique a Dios, que nos traiga crecimiento espiritual, que nos prepare para encontrarnos con nuestro Señor.

Aunque las estadísticas dicen que el 90% de los buenos compromisos y propósitos el 1º. de enero no llegan ni siquiera al mes de febrero, aún así,  vengo a proponerles en el nombre que es sobre todo nombre, en el nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, algunos compromisos con Dios para este nuevo año. Estos  compromisos podrían cambiar nuestras vidas, nuestras familias, y aun la iglesia.

Así que  navidad y año nuevo, no solamente es un período de vacaciones de la escuela o del trabajo. Es un tiempo de comprometernos con Dios. Si tomamos en serio estas  resoluciones, estas podrían constituirse en una mejor forma de vida; para eso:

COMPROMÉTETE A OLVIDAR TUS FRACASOS Y FRUSTRACIONES PASADAS.

Filipenses 3:13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante”.

COMPROMÉTETE A ABANDONAR TUS RENCORES.

Col. 3:13  Soportándoos unos a  otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”.

COMPROMÉTETE A RESTAURAR TUS RELACIONES.

Romanos 12:18-19ª.  “Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos…”

Muchas de nuestras relaciones se han deteriorado porque no hemos dicho, probablemente, las palabras más difíciles de decir: “Te ofendí… perdóname  por favor”.

COMPROMÉTETE A APARTARTE DE TUS PECADOS

(“Toda desobediencia a la Ley de Dios, es pecado”)

Romanos. 6:5-13: 5.Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; 6. Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 7. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. 8. Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; 9. Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él. 10. Porque en cuanto murió, el pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive. 11. Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. 12. No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13. Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 14. Porque el pecado no se enseñoreara de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”.

Este es el 4º. Compromiso de año nuevo que Dios nos  está proponiendo…

Cada uno de nosotros tenemos un pecado oculto o favorito, bien guardadito, y no nos ha dejado nunca… nos hace vivir doble vida… soy cristiano pero también soy mentiroso, criticón, chismoso, envidioso, etc… porque no he podido en mi lucha contra la mentira, o el chisme, la crítica… Otros han sido derrotados una y otra vez por la pornografía.

COMPROMÉTETE A DEPENDER DE DIOS EN ORACIÓN.

Efesios 6:18-19  “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 19. Y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio”.

Un escritor dijo:La oración es el secreto del triunfo del cristiano”.

Al revisar la Palabra de Dios tanto en el AT como en el NT, encontramos que hombres y mujeres de Dios, lograron grandes proezas por medio de la oración:

  • Moisés logró abrir el Mar Rojo. Abraham y Sara tuvieron hijos contra la naturaleza humana en la vejez.  Gedeón obtuvo la victoria frente a los Madianitas en forma milagrosa. Elías, oró fervientemente para que no lloviera, y no llovió por tres años y seis meses y otra vez oró por lluvia y llovió. Ester convocó a su pueblo a orar para no ser destruidos, por el plan perverso del malvado Amán, y fueron salvados.
  • Una vida de oración manifiesta la dependencia que tenemos, no de nosotros mismos y nuestros propios recursos, sino de Dios Todopoderoso.

CONCLUSIÓN:

En este fin y principio de año, Dios quiere un compromiso para sellarlo entre nosotros y él:

  1. Olvidar nuestros fracasos pasados.
  2. Abandonar nuestros rencores y perdonar.
  3. Restaurar nuestras relaciones y restituir.
  4. Apartarnos de nuestros pecados escondidos o favoritos.
  5. Depender de Dios, por medio de la oración. No en autosuficiencia.

Autor: Ps. Ramón De Jesús

Facebook: La Iglesia Bautista Redención

Último artículo publicado: Directrices del Amor Verdadero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =