Sermones

¡Cuán Glorioso es el Cambio! | Emeterio Soriano | 10/11/19

Predicador - Emeterio Soriano

a¡Cuán Glorioso es el Cambio! – El apóstol Pedro escribe su epístola a un grupo de creyentes perseguidos, que se encontraban dispersos por cinco regiones. (1 Pedro 1: 1). El apóstol les recuerda que a través de la fe, Jesucristo se había convertido en el centro de sus vidas (1 Pedro 2: 7). Estos creyentes tomaron la decisión de obedecer y vivir vidas distintas (1 Pedro 1: 14) aun en medio de su sufrimiento y persecución.

Y es bajo estas circunstancias donde el apóstol Pedro contrasta la actitud inicial frente al evangelio de los que han creído (1 Pedro 2: 7) con la de aquellos que han decidido ser incrédulos (1 Pedro 2: 8). El anciano apóstol les recuerda su elección y el glorioso cambio, que por Cristo, había sido hecho en ellos. En los versículos siguientes veremos cómo el apóstol les recuerda su nueva realidad, ellos se habían convertido en miembros de la familia de Dios y por lo tanto recibían privilegios y nuevas funciones como embajadores de Dios en la tierra.

De manera transitiva, todos los creyentes, no importando, el origen, al ser adoptados como hijos de Dios, reciben los mismos privilegios y funciones en esta tierra. Efesios 3: 22-24. Tan oportuno es este recordatorio que hace el apóstol Pedro a los creyentes afligidos de su época, que sigue siendo oportuno para nosotros. Este glorioso cambio está disponible hoy para todos los que quieren abandonar el  mundo de pecado y seguir a Cristo.

  • ¿En qué habían cambiado? V. 9A

Los creyentes verdaderos, han experimentado un cambio tan profundo (Isaías 1: 18) y permanente en sus vidas, que se ha de manifestar claramente. Claramente se notará la diferencia en la nueva función que tienen sus vidas (Romanos 6: 13). Este es un cambio que se produce interiormente pero que se evidencia en el exterior, así como el medicamento, se administra al interior del cuerpo, pero al hacer su efecto, no solo el interior se beneficia, sino que el exterior, atestigua de la mejoría del cuerpo. El apóstol declara en qué se han convertido estos creyentes:

  • Los cristianos ha sido hechos linaje escogido.

La palabra linaje expresa unidad de origen y el parentesco espiritual, lo cual hace a los cristianos distintos del resto del mundo, ser linaje escogido trasciendo las separaciones étnicas de la humanidad. Este es un parentesco espiritual. Esta clase ha sido elegida. La palabra elegida designa a alguien que ha sido seleccionada para prestar un servicio o recibir un privilegio especial. Describe a Cristo como el Mesías escogido por Dios (Lucas 23: 35), a los ángeles como mensajeros del cielo (1 Timoteo 5: 21), y a los creyentes como receptores del favor de Dios (Mateo 24: 22; Romanos 8: 33; Colosenses 3: 12)

“Más que un privilegio es una función”

  • Los cristianos ha sido hechos real sacerdocio.

El creyente adquiere, a través de su relación con Cristo, un oficio sacerdotal especial. He aquí donde se observa un énfasis en la adoración, en esa muestra de genuino afecto y devoción a Dios, a través de la vida. 1 Corintios 10: 31

En Éxodo 19:6, Dios designa a su pueblo Israel como un “reino de sacerdotes y gente santa”, más adelante Dios da su ley moral a Israel, ley moral que regula la vida del creyente, no para su salvación, sino para un andar digno de Dios.

En Israel vemos el oficio sacerdotal como el único capaz de acercarse a Dios, esto a través del lugar Santísimo. Pero que ahora es un privilegio de todo creyente, el entrar libremente a la presencia de Dios a través del sacrificio de Jesucristo (Hebreos 10: 19-21). La limitación del Antigua Testamento, que superada por el glorioso cambio operado en nuestro ser por Cristo.

Nosotros, los creyentes en Cristo Jesús, podemos entrar a la presencia de Dios para nuestro beneficio, pero además podemos entrar a esa misma presencia implorando por las necesidades espirituales y materiales de otros.

El oficio real y sacerdotal antiguamente se encontraban separados, pero en Cristo, Dios nos ha hecho reyes y sacerdotes, y reinaremos con Él en sus segunda venida (Apocalipsis 5: 10), claro seremos totalmente transformados de tal manera que el pecado no estará presente en nuestras vidas.

“Más que un privilegio es una función”

  • Los cristianos han sido hechos nación santa. 

Estos creyentes eran de origen mixto, algunos judíos y otros gentiles, es decir, que no eran judíos. Antes de obedecer a la verdad eran de distinta nacionalidades, pero en Cristo pertenecían a una nación espiritual, la Iglesia. Con esta conversión viene un nuevo estilo de vida que se caracteriza por la santidad, que contrasta la conducta y el fin de su vida anterior y de su vida actúalo (Romanos 6: 19-20).

El camino del cristiano es la santificación que un día se completará en la vida eterna.

  • La santidad del creyente es enfatizada en toda la Biblia.
  • La santidad en creyente es una característica que podemos imitar o mimetizar de nuestro Padre Celestial. 1 Pedro 1: 15-16
  • La santidad del creyente es un horizonte que se aspira a llegar, un camino que recorrer, que se completa en el cielo. 2 Timoteo 2: 21
  • La santidad del creyente es un requisito para vivir de acuerdo al estándar de Dios. Hebreos 12: 24

El término nación denota:

  • Zona de residencia; posicionalmente, el cielo.
  • Leyes y estaturas; la Biblia.
  • Esfuerzo colectivo por el bienestar común; para ellos era velar unos por otros y la expansión del reino.

“Más que un privilegio es una función”

  • Los cristianos han sido hechos pueblo adquirido por Dios.

Este es un pueblo ganado, propiedad de Dios, el precio fue alto, la sangre de Cristo (1 Pedro 1: 18-19). Dios dice que legalmente le pertenecemos, porque Él ha dado su Espíritu Santo como garantía, hasta que la redención llegue al punto de manifestarse corporalmente en la iglesia, cuando seamos transformados (Efesios 1: 13-14).

Los pueblos paganos comúnmente mezclaban las prácticas religiosas con las prácticas sexuales, por tal motivo las partes de Pablo hacen tal énfasis en que tales prácticas fueran abandonadas por los creyentes, que en otro tiempo anduvieron en ellas. El Señor Jesucristo murió por la Iglesia para apartarla para Él (Efesios 5: 25-26). Según estos versos, ¿Por qué debemos huir del pecado sexual? Porque nuestro cuerpo es propiedad del Señor. ¿Por qué debo dar gloria a Dios en mi vida? Porque he sido comprado por precio, por un alto precio. Un precio suficientemente alto para comprar todo mi ser, tanto cuerpo como espíritu (1 Corintios 6: 18-20).

“Más que un privilegio es una función”

  • ¿Cuál es el propósito de este cambio? V. 9B

Dios siempre ha querido enviar a su pueblo escogido con una misión especial, llevar su nombre entre las naciones. El pueblo de Israel falló en esa misión. Vemos vestigios de esto en la predicación de los profetas, los cuales no sólo llamaban a los judíos hacia Dios, sino también a los gentiles. El pueblo de Israel, cambió, apartándose del ideal de Dios para ellos.

El propósito de este Glorioso cambio operado en ellos era que con sus vidas mostrarán las excelencias de Dios; Con una vida cristiana funcional le enseñaran al mundo cómo era ser de Dios. Aquí proclamar indica el uso de la voz. La influencia del Señor Jesucristo fue trascendente, porque apoyaba sus enseñanzas con un estilo de vida coherente. Mateo 7: 29

Tenemos el deber de compartir el cambio que ha sido operado en nosotros con los demás, para ello no tenemos un momento, tenemos nuestras vidas. El único evangelio que muchas personas escucharán será el ver nuestra vida.

“El evangelismo más efectivo se proclama con hechos y no tan solamente con palabras”

Autor: Emeterio Soriano

Facebook: La Iglesia Bautista Redención

Último mensaje predicado: La personalidad del Espíritu Santo | Serie Espíritu Santo 02

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =