Sermones

El Dios que Adoramos y sus nombres 2 / 26/08/18

El Dios que Adoramos y sus nombres

Nuestro Dios es incomprensible en esencia, aunque puede ser conocido.

El Dios que Adoramos y sus nombres es lo que estamos viendo en esta serie. En Isaías 1: 3 notamos la queja de Dios por el desconocimiento de Él de su pueblo. Jeremías 9: 23-24 muestra el mandato de Dios a su pueblo ignorante. Juan 17: 3 manifiesta la poderosa declaración de Jesús en su oración intercesora por sus discípulos: “No se puede alcanzar la salvación sin un conocimiento de Dios”. V. coment. De Juan 3: 15Conocer a Dios es, entonces un pre-requisito indispensable para ser salvos.

Como cristianos debemos regocijarnos en que el Hijo de Dios nos ha dotado de entendimiento para conocer al Dios Verdadero, v. I Jn. 5:20, v. En la Era Patrística, los Padres de la Iglesia primitiva hablaron del Dios Invisible como un Ser que no fue engendrado ni creado, infalible, eterno, incomprensible e inmutable. Los griegos, por otro lado, tenían la vieja idea de que “el Dios o Ser divino tiene una existencia absoluta y sin atributos”, al mismo tiempo, también confesaban que Dios se rebeló en el Logos, y por lo tanto puede ser conocido para salvación, v. Juan 1: 1-4.

La Biblia registra diversos nombre de Dios, también nos habla de “el nombre de Dios” en singular, v. Ex. 2: 7 “No tomaras el nombre de Jehová tu Dios en vano”;  Sal. 8: 1 “Cuan glorioso es tu nombre en toda la tierra”Prov. 18: 10 “Torre fuerte es el nombre de Jehová; a El correrá el justo y será levantado”. Debemos afirmar que los nombres de Dios no son de invención humana, sino de origen divino, aunque los vocablos pertenecen al lenguaje humano y se derivan de relaciones humanas y terrenales.  Son antropomórficos y señalan un condescendiente acercamiento de Dios al hombre.

En la Teología Sistemática de Luis Berkhof encontramos el siguiente comentario:

Dios es el incomprensible, infinitamente superior a todo lo que es temporal; pero en sus nombres desciende a todo lo que es finito y se hace semejante al hombre.  Por una parte no podemos nombrarle y por la otra tiene muchos nombres. ¿Cómo puede explicarse esto? ¿Sobre qué base se aplican estos nombres al Dios infinito e incomprensible? Debe recordarse que no son de invención humana; fueron dados por Dios mismo con la seguridad de que contienen en cierta medida una revelación del Ser de Dios.

Tal cosa fue posible por el hecho de que el mundo y con el todas sus relaciones fue ideado para que constituyera una revelación de Dios.  Debido a que el Incomprensible se revela en sus criaturas, resulta posible para el hombre nombrarlo como si se tratara de una criatura. Para darse a conocer al hombre, Dios ha descendido hasta el nivel del hombre para acomodarse a su conciencia limitada y finita, y para hablarle en el lenguaje humano”.   

En los textos anteriores, la expresión, “el nombre”.

Da a entender la plena manifestación de Dios en las relaciones con todo su pueblo o con una sola persona; de manera que se convierte en sinónimo de Dios. Esto se debe al hecho de que en el pensamiento oriental, el nombre de una persona, cosa o pueblo, nunca se considera como un simple vocablo; sino como la definición de la naturaleza misma de la persona, cosa o pueblo que designa.  Esto implica entonces que conocer el nombre o los nombres de Dios y sus correspondientes significados, nos acerca más al conocimiento de su persona y naturaleza; ya que conocer sus nombres en consecuencia es conocerle más a Él.

Hoy continuamos con los siguientes nombres: 

II. Los nombres de Dios en el Antiguo Testamento y sus significados.

 

5) ELOHIM, Significado: El Creador todopodero. Aplicación: Dios es el creador todo poderoso del universo. Dios conoce todo, crea todas las cosas y está en todas partes en todo momento. Es el plural de “El”. Referencias bíblicas: Génesis 1:1-3; Deuteronomio 10:17, Salmo 68 (Marcos 13:19).

Comentario: Forma plural de El. Este nombre generalmente se asocia a Dios en relación con su creación. Algunos utilizan la palabra plural “Elohim” como prueba de la Trinidad (Génesis 1:26). Elohim también se emplea para referirse a los dioses falsos e incluso a los jueces humanos (Salmo 82:6,7; Juan 10:34).

6) EL OLAM, Significado: El Dios Eterno. Aplicación: Él es el Principio y Fin, el que lleva a cabo sus propósitos a través de las edades. El da fuerzas al fatigado. Referencias bíblicas: Génesis 21:33; Salmo 90:1,2, Isaías 40:28 (Romanos1:20).

Comentario: Jesucristo posee atributos eternos. Él es el mismo ayer, hoy y para siempre (Hebreos 13:8). Él obtuvo para nosotros la redención eterna (Hebreos 9:12).

7) EL-ROI, Significado: El Dios que me ve. Aplicación: No existe ninguna circunstancia de nuestra vida que escape de su conocimiento y cuidado paternales. Dios nos conoce a nosotros y a nuestros problemas. Referencias bíblicas: Génesis 16:11-14; Salmo 139-7-12.

Comentario: Agar llamó al Señor con este nombre junto al pozo de agua en el desierto. Dios conoce todos nuestros pensamientos y sentimientos. Jesús conocía los pensamientos de aquellos que lo rodeaban, lo que demostraba que Él es El-Roi (Mateo 22:18; 26:31,34; Lucas 5:21-24).

El domingo próximo continuamos con los demás nombres de Dios y sus significados en el Antiguo Testamento.

Autor: Ps. Ramón De Jesús

Ultimo mensaje predicado https://libres.org.do/sermons/una-vida-cerca-de-dios-ps-julio-rosa/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + dos =