Sermones

El Dios que Adoramos y sus nombres 5 / Ps. Ramón De Jesús / 07/10/18

El Dios que Adoramos y sus nombres 5

Nuestro Dios es incomprensible en esencia, aunque puede ser comprendido.

El Dios que Adoramos y sus nombres es lo que estamos viendo en esta serie. En Isaías 1: 3 notamos la queja de Dios por el desconocimiento de Él de su pueblo. Jeremías 9: 23-24 muestra el mandato de Dios a su pueblo ignorante. Juan 17: 3 manifiesta la poderosa declaración de Jesús en su oración intercesora por sus discípulos: “No se puede alcanzar la salvación sin un conocimiento de Dios”. V. coment. De Juan 3: 15Conocer a Dios es, entonces un pre-requisito indispensable para ser salvos.

Como cristianos debemos regocijarnos en que el Hijo de Dios nos ha dotado de entendimiento para conocer al Dios Verdadero, v. I Jn. 5:20, v. En la Era Patrística, los Padres de la Iglesia primitiva hablaron del Dios Invisible como un Ser que no fue engendrado ni creado, infalible, eterno, incomprensible e inmutable. Los griegos, por otro lado, tenían la vieja idea de que “el Dios o Ser divino tiene una existencia absoluta y sin atributos”, al mismo tiempo, también confesaban que Dios se rebeló en el Logos, y por lo tanto puede ser conocido para salvación, v. Juan 1: 1-4.

La Biblia registra diversos nombre de Dios, también nos habla de “el nombre de Dios” en singular, v. Ex. 2: 7 “No tomaras el nombre de Jehová tu Dios en vano”;  Sal. 8: 1 “Cuan glorioso es tu nombre en toda la tierra”Prov. 18: 10 “Torre fuerte es el nombre de Jehová; a El correrá el justo y será levantado”. Debemos afirmar que los nombres de Dios no son de invención humana, sino de origen divino, aunque los vocablos pertenecen al lenguaje humano y se derivan de relaciones humanas y terrenales.  Son antropomórficos y señalan un condescendiente acercamiento de Dios al hombre.

En los textos anteriores, la expresión, “el nombre”.

Da a entender la plena manifestación de Dios en las relaciones con todo su pueblo o con una sola persona; de manera que se convierte en sinónimo de Dios. Esto se debe al hecho de que en el pensamiento oriental, el nombre de una persona, cosa o pueblo, nunca se considera como un simple vocablo; sino como la definición de la naturaleza misma de la persona, cosa o pueblo que designa.  Esto implica entonces que conocer el nombre o los nombres de Dios y sus correspondientes significados, nos acerca más al conocimiento de su persona y naturaleza; ya que conocer sus nombres en consecuencia es conocerle más a Él.

Hoy continuamos con los siguientes nombres: 

9) EMANUEL, Significado: Dios con nosotros “YO SOY”. Aplicación: Jesús es Dios entre nosotros. En Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad. Referencias bíblicas: Isaías 7:14; 8:8-10 (Mateo 1:23).

Comentario: Este nombre indica que Jesús es más que un hombre. Él también es Dios. Isaías dijo que el niño que iba a nacer de la virgen sería llamado “Emanuel” (Isaías 7:14, 9:3). Él es el resplandor de la gloria de Dios y la representación exacta de su naturaleza (Hebreos 1:3).

10) JEHOVÁ, Significado: “YO SOY”, el que es auto existente. Aplicación: Dios nunca cambia. Sus promesas nunca fallan. Cuando nosotros somos infieles, Él es fiel. Es necesario que le obedezcamos. Referencias bíblicas: Éxodo 3:14; 6:2-4, 34:5-7; Salmo 102.

Comentario: Un traductor alemán del siglo XVI escribió el nombre YHVH (YHWH) utilizando las vocales de Adonai debido a que los textos judíos antiguos que estaba traduciendo tenían las vocales de Adonai debajo de las consonantes de YHVH. Al hacerlo ideó el nombre YaHoVah

11) JEHOVÁ JIREH, Significado: El Señor proveerá. Aplicación: Así como Dios proveyó un carnero como sustituto de Isaac, Él proveyó a su hijo Jesús como el sacrificio definitivo. Dios suplirá todas nuestras necesidades. Referencias bíblicas: Génesis 22:13, 14; Salmos 23 (Marcos 10:45; Romanos 8:2)

Comentario: Conocido también como YHWH o Yahvé-Jireh. Abraham llamó “el Señor proveerá” al sitio donde Dios le proveyó un carnero para que lo sacrificara en lugar de su hijo Isaac. Jesús dijo que Él era el pan de vida y que todo el que fuera a Él hallaría provisión (Juan 6:35).

12) JEHOVÁ MEKADDESH, Significado: El Señor que santifica. Aplicación: Dios aparta un pueblo escogido, santo para Dios, un real sacerdocio, un pueblo propio. Él limpia nuestro pecado y nos ayuda a madurar. Referencias bíblicas: Éxodo 31:12, 13 (1 Pedro 1:15,16; Hebreos 13:12; 1 Tesalonicenses 5:23,24).

Comentario: Se conoce también como Yahvéh-Mekaddesh. Nosotros hemos sido apartados, hechos santos y redimidos por la sangre de Jesucristo, nuestro Jehová-Mekaddesh. Por lo tanto, debemos continuar viviendo una vida santa y que agrade a Dios (1 Pedro 1:13-25).

13) JEHOVÁ-NISSI, Significado: El Señor es mi bandera Aplicación: Dios nos da la victoria contra la carne, contra el mundo y contra el diablo. Nuestras batallas son sus batallas de la luz contra las tinieblas y del bien contra el mal. Referencias bíblicas: Éxodo 17:15,16; Deuteronomio 20:3,4, Isaías 11:10-12 (Efesios 6:10-18)

Comentario: También se conoce como Yahvéh-Nissi. Nombre del altar que edificó Moisés después de derrotar a los amalecitas en Refidim. Isaías profetiza que la “raíz de Isaí” (Jesús) se levantará como un estandarte para los pueblos (Isaías 11:10)

14) JEHOVÁ-RAFA, Significado: El Señor sana Aplicación: Dios ha provisto en Jesucristo la sanidad definitiva para la enfermedad espiritual, física y emocional. Dios puede sanarnos. Referencias bíblicas: Éxodo 15:25-27; Salmo 103:3, 147:3 (1 Pedro 2:24).

Comentario: Se conoce también como Yahvéh-Rafa. Jesús demostró que Él era Jehová-Rafa al curar a los enfermos, a los ciegos, a los paralíticos, y al echar fuera demonios. Jesús también sana a su pueblo del pecado de la injusticia (Lucas 5:31,32).

15) JEHOVÁ-SABAOT, Significado: El Señor de los Ejércitos Aplicación: El Señor de las huestes celestiales cumplirá siempre sus propósitos, aun cuando fracasen las huestes de su pueblo terrenal. Referencias bíblicas: 1 Samuel 1:3; 1 Samuel 17:45; Salmo 46:7, Malaquías 1:10-14 (Romanos 9:29).

Comentario: Conocido también como Yahvéh-Sdabaot. Muchas versiones españolas de la Biblia traducen Sabaot por Todopoderoso. Ra’ah. Jesús es el buen pastor que puso su vida por todas las personas. “Jehová-Sabaot” se traduce a menudo El Señor Todopoderoso. Sabaot también se traduce como Huestes o Ejércitos celestiales.

16) JEHOVÁ-SHALOM, Significado: El Señor es paz Aplicación: Dios derrota a nuestros enemigos para darnos paz. Jesús es nuestro Príncipe de paz. Dios da paz y armonía interior. Referencias bíblicas: Números 6:22-27; Jueces 6:22-24, Isaías 9:6 (Hebreos 13:20).

Comentario: También se conoce como Yahvéh-Shalom. Nombre del altar que Gedeón edificó en Ofra como recordatorio del mensaje de Dios “Paz a ti”. Isaías nos dice que el Mesías también será conocido como el “Príncipe de Paz”, nuestro Jehová-Shalom (Isaías 9:6).

17) JEHOVÁ-SHAMMAH, Significado: El Señor está presente. El Señor es mi compañero. Aplicación: La presencia del Señor no está limitada o circunscripta al tabernáculo o al templo, sino que es accesible para todos los que lo aman y lo obedecen. Referencias bíblicas: Ezequiel 48:35; Salmo 46 (Mateo 28:20; Apocalipsis 21).

Comentario: Conocido también como Yahvéh-Sama. Dios le reveló a Ezequiel que el nombre de la nueva Jerusalén será “el Señor está presente”. El Espíritu de Dios mora en nosotros por medio de Jesucristo (1 Corintios 3:16).

El domingo próximo continuamos con los demás nombres de Dios y sus significados en el Antiguo Testamento.

Autor: Ps. Ramón De Jesús

Ultimo mensaje predicado https://libres.org.do/sermons/conquistando-los-conflictos-familiares/

Facebook  https://www.facebook.com/libres.org.do/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 17 =