Sermones

El proceso de Dios en la vida de Job / Ps. Fernando Linares

Predicador - Pastores Invitados

El Proceso de Dios en la vida de Job.

Introducción.

 Todo en la vida absolutamente todo amigos y hermanos es un proceso, y en lo espiritual no es la  excepción.

Definición Proceso

Proceso es el conjunto de pasos o métodos a que se somete   una cosa con un objetivo para un propósito.

Éste púlpito ante de serlo fue un árbol que hubo que someterlo a una serie de métodos utilizado por alguien con conocimiento de ebanistería, con el objetivo de hacer un púlpito con el propósito de utilizarlo en el templo. Este árbol no pidió que lo procesaran de la manera como lo hicieron, pero quien lo hizo vio la necesidad de hacerlo.

          ¿Cuáles fueron los pasos o el método al cual fue sometido con el objetivo de hacer un púlpito, con el propósito de adorar a Dios y predicar su palabra a través de él?  

  1. Fue derribado a tierra a golpe con un hacha o una sierra eléctrica.
  2. Lo cepillaron para quitarle la cascara o el rustico que caracterizan a los árboles.
  3. Luego lo cortaron en trozo, unieron sus partes con clavo y cola prensándolo con un objeto para darle esta forma.
  4. Luego lo pintaron, y lo introdujeron en un horno para darle este brillo y el esplendor que ostenta hoy frente a nosotros.

          Este es el caso que encontramos en el libro de Job, él no pidió pasar  por el terrible proceso por el cual tuvo que pasar, pero Dios vio la  necesidad de hacerlo para probar el concepto que él tenía de él.

¿Cuál era el concepto que tenía Dios de Job?

Dios se refiere a él como el prototipo de un creyente, cuando le dice a satanás que Job era “hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal”.

 Cuyas cualidades deberían adornar a todos los creyentes, pero lamentablemente no es así.

  1. El proceso de Job se determinó en el cielo pero él no lo sabía, de hecho el libro termina sin el saberlo. Job 1:6-12.
  2. El tipo de proceso para Dios probar su integridad, él no lo eligió y mucho menos se le aviso cuál era su objetivo y su propósito. Job 1:7-13.

          Es que el proceso Dios en la vida de Job, vemos que consistió en someterlo a una serie de sufrimiento y padecimiento con el propósito de probar su fidelidad e integridad hacia él.

           Es que el proceso de Dios en la vida de una persona siempre es con un objetivo, para un propósito. Salmo 138:7-8.

Reflexión:

      Dios no se complace en procesar a nadie ya que él sabe que se sufre y se padece, pero él lo ve necesario  para un propósito.

¿Qué encontramos al final del libro en Job 42:1-17?

  • La valoración de Job al proceso de Dios en su vida. V.1-6.
  • La intercepción de Job ante Dios por la restauración de sus amigos. V.7-9.
  • El resultado final del proceso de Dios en la vida de Job. V.10-17.

Quiero enfocarme esta noche en la valoración de Job al proceso de Dios en su vida, porque es posible que Dios en algún momento nos haya procesado y nuestra actitud no fue la correcta, o nos esté procesando en este momento y es posible también y nuestra actitud no sea la correcta.

¿Cuál fue la valoración de Job al proceso de Dios en su vida?

  • La valoración de Job al proceso de Dios en su vida. Job 42:1-6.
  1. Job reconoció la soberanía de Dios en su proceso. V.1-2.
  2. Job reconoció el error de cuestionar a Dios en medio del proceso.V.3-4.
  3. Job reconoció haber conocido a Dios a través  de su proceso. V.5ª.
  4. Job experimento un sentimiento de auto humillación ante Dios. v.5b-6.

          En segundo lugar encontramos en este capítulo.

  • La intercepción de Job ante Dios por la restauración de sus amigos. Job 42:7-9
  1. Dios manifiesta su enojo con los amigos de v.7.
  • Por hablar cosas incorrecta de Dios.
  1. Dios exige un sacrificio para perdonarlos. V.8
  2. Job intercede en oración para restaurar la relación de sus amigos con Dios. v.9

 En tercer lugar encontramos en este capítulo.

  • El resultado final del proceso de Dios en la vida de Job. 10-17.
  1. Dios Quita la aflicción de Job después que ora por sus amigos. V.10.
  2. Job recibe consuelo de sus familiares luego de su proceso. V.11.
  3. Dios bendice a Job.V.12-17
  • Con el doble de lo que había perdido. V.12
  • Con una nueva familia. V.13-15.
  • Permitiéndole ver hasta su cuarta generación. V.16-17.

    ¿Surge la siguiente pregunta todos los proceso tiene el mismo objetivo que el de Job?

¿Cuándo Dios ve  necesario según la biblia procesar a una persona por un objetivo y para un propósito suyo?

  1. Cuando este se niega a obedecer su palabra. Jonás 2.1-10.
  2. Dios procesa ante de bendecir a alguien  para que luego no sean ingrato con él. Deut. 8:1-10.
  3. El proceso de Dios como evidencia de su gracia. Lucas 15:11-18.
  4. Dios procesa alguien como preparación para una tarea importante para él. Génesis 45:4-13.

¿Qué aprendemos?

  1. El proceso de Dios en la vida de Job fue con el objetivo de confirmar su fidelidad e integridad a Dios, con el propósito de descartar  la acusación de Satanás de que solo lo hacía por el bien recibido de Dios.
  2. El proceso de Dios  en la vida de Jonás fue con el objetivo de obedecer a Dios, con el propósito de que lo habitante de Nínive fueran salvo.
  3. El proceso en la nación de Israel su con el objetivo de reconocer la provisión en todo momento de Dios, para que después de estar en la tierra prometida no se olvidaran de él.  
  4. El proceso de Dios en la vida de José fue con el objetivo de llegar palacio con el propósito de preservar la nación de Israel.
  5. El propósito de Dios en la vida del hijo prodigo fue con el objetivo de reconocer su error volviera en sí, para que volviera a su casa.

Aplicación

  1. Luego de usted y yo haber entregado nuestra vida al Señor, les cedimos todo el derecho sobre nuestra vida y él puede procesarnos cuando lo considere necesario  sin pedirnos permiso ni avisarnos.
  2. El tiempo del proceso dependerá del objetivo que Dios quiere lograr en nosotros, y para el propósito en que él nos quiera usar.
  3. Aunque suframos y padezcamos por el proceso de Dios en nuestra vida, confiemos en lo que él está haciendo porque su propósito no es en vano, y al final veremos la recompensa.

Que Dios nos ayude a entender que Dios no se complace, ni se goza con procesarnos porque él sabe que duele, se sufre y padece pero, él lo ve necesario algunas veces.

Autor: Ps. Fernando Linares 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 15 =