Sermones

La Cena del Señor / Ps. Ramón De Jesús / 09/09/18

LA SANTA CENA I

I Corintios 11: 23 – 30

La Cena del Señor – ¿Cuál es el significado de la Cena del Señor, y por qué la celebran semanalmente los cristianos?  Mike Scott

Introducción 

La Cena del Señor es sumamente importante en el culto Cristiano; constituye parte del que hacer de la iglesia bíblica neo testamentaria. Nuestro propósito en esta lección será:

  1. Aprender las enseñanzas de las Escrituras tocante a la cena del Señor, y poder diferenciarla de las tradiciones de los hombres.
  2. Apreciar la importancia y significación.
  3. Elevar y mejorar el cumplimiento de éste deber.

A continuación veremos:

1) La Institución de la Cena del Señor.

2) El Propósito de la Cena del Señor.

3) La Participación

Primeramente, note que en el Nuevo Testamento se usan varios términos para designar la Cena del Señor:

1) En Hechos 20:7 – se le refiere como partir el pan.

2) En 1 Corintios 10:16 – se le refiere como La copa de bendición y El pan que partimos.

3) En 1 Corintios 10:21 – se le refiere como la mesa del Señor.

Estos son los términos Bíblicos que se usan para designar la Cena del Señor y debemos evitar el uso de términos que no son Bíblicos.

En II Timoteo 1:13 – Retén la norma de las palabras sanas que has oído de mí, en la fe y el amor en Cristo Jesús.

En Tito 2:1 – Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina.

Hay términos que se usan, es decir, Sacramento – según el Webster´s New International Dictionary sacramento significa: juramento de lealtad hecho por soldados romanos. Otro término usado por los hombres es Eucaristía. La definición del diccionario Webster sigue: Viene de palabra griega que significa, dando gracias.

Estoy de acuerdo que en la Cena del Señor hay un elemento de gracias, pero recordemos que estos términos no son Bíblicos y las personas que pertenecen a Dios deberían evitarlos.

LA INSTITUCIÓN DE LA CENA DEL SEÑOR

  •  Cristo mismo instituyó la Cena del Señor – Mateo 26:26-29:

26 – Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.
27 – Y tomando una copa, y habiendo dado gracias, se la dio, diciendo: Bebed todos de ella;
28 – porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.
29 – Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

  • Cristo mismo instituyó la Cena del Señor – 1 Corintios 11:23-26:

23 – Porque yo recibí del Señor lo mismo que os he enseñado: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan,
24 – y después de dar gracias, lo partió y dijo: Esto es mi cuerpo que es para vosotros; haced esto en memoria de mí.
25 – De la misma manera tomó también la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto cuantas veces la bebáis en memoria de mí.
26 – Porque todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor proclamáis hasta que El venga.

Mateo nos dice que fue después de la cena de la Pascua y Pablo nos informa que se instituyó antes de la crucifixión.

El PROPÓSITO DE LA CENA DEL SEÑOR

  1. El propósito de la Cena del Señor no es para el perdón de pecados. (Hubo siglos cuando se les sirvió a los niños a causa de esta creencia equivocada.)
  2. No es para hacer llevar hacia adelante semana por semana los pecados. (Algunos piensan así por causa de un concepto equivocado de sacrificios en el Antiguo Testamento.)
  3. La cena del Señor no es para hacer más santo al creyente.

Según las Escrituras, la Cena del Señor tiene cuatro propósitos:

  1. Comunión de los salvos en la sangre y el cuerpo de Cristo.

I Corintios 10:15-21 

15 – Os hablo como a sabios; juzgad vosotros lo que digo.
16 – La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la participación en la
sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la participación en el cuerpo de Cristo?
17 – Puesto que el pan es uno, nosotros, que somos muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.
18 – Considerad al pueblo de Israel: los que comen los sacrificios, ¿no participan del altar?
19 – ¿Qué quiero decir, entonces? ¿Que lo sacrificado a los ídolos es algo, o que un ídolo es algo?
20 – No, sino que digo que lo que los gentiles sacrifican, lo sacrifican a los demonios y no a Dios; no quiero que seáis partícipes con los demonios.
21 – No podéis beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.

Cuando tomamos la Cena del Señor, expresamos el hecho de que hemos sido salvos por el sacrificio de Cristo en la cruz del calvario. Estamos en comunión con la iglesia, el cuerpo de Cristo.  Por consiguiente, no es no para los que están fuera del cuerpo de Cristo.

  1. La Cena del Señor es conmemoración del sacrificio de Cristo en la cruz.

I Corintios 11:24

24 – y después de dar gracias, lo partió y dijo: Esto es mi cuerpo que es para vosotros; haced esto en memoria de mí.

Mientras comemos la Cena del Señor, nuestro deber es recordar el sufrimiento de Él por nosotros.

 CONCLUSIÓN

En esta primera parte de esta serie sobre la Cena del Señor, hemos visto algunos tópicos que deben movernos a reflexión, como miembros de la Iglesia de Jesucristo.  Debemos tomar más en serio esta ordenanza, pues Nuestro Señor y Salvador Jesucristo la instituyo, la ordeno y la dignifico al participar de ella adjunto a sus discípulos antes de su resurrección, después de su resurrección y antes de su ascensión a la gloria eterna.

Autor: Ps. Ramón De Jesús

Ultimo mensaje predicado https://libres.org.do/sermons/el-dios-que-adoramos-y-sus-nombres-3/

Facebook  https://www.facebook.com/libres.org.do/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 16 =