Sermones

La oración, medio de acercamiento a Dios / Campaña Evangelística / Ps. Julio Rosa / 25/08/18

LA ORACIÓN MEDIO DE ACERCAMIENTO A DIOS

TEXTO: SANTIAGO 4:1-4

Uno de los medios que nos permiten acercarnos a Dios y entrar en su presencia y tener una comunión dulce e íntima con El es la oración. Como cristianos debemos ejercer oración, pero oración de calidad. No cualquier cosa es oración delante de Dios. El Señor Jesucristo dando una cátedra acerca de la oración en el famoso sermón del Monte en Mateo 6:5-8 dice:

“Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 6:8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis”.

Santiago también nos dice dónde radica el fracaso de nuestras oraciones. Nos dice por qué no dan en el blanco, por qué son equivocadas y no tienen respuestas, por qué no nos acercan a Dios. recuerde que la oración es un medio que nos acerca a Dios. La oración nos lleva a la misma presencia de Dios, al trono de la gracia, a los cielos.

Pero lo cierto es que nuestras oraciones como un medio para acercarnos a Dios deben estar libres de las contaminaciones de nuestra propia naturaleza caída y de las impurezas de este mundo impío.

Santiago habla de pasiones de nuestros miembros (4:1):

  1. Dodicias (4:2).
  2. Envidias (4:2).
  3. Luchas y deseos (4:2).
  4. Deleites (4:3).
  5. De amistad con el mundo (4:4).

Nuestras oraciones deben estar libres de estos ingredientes contaminantes. Dios no dará respuesta a oraciones con altos contenidos de estas impurezas.

Necesitamos ejercer oración verdadera. Oración limpia delante de Dios, que sea olor grato a Dios porque es la oración a la cual Dios le presta atención y le da rápida respuesta.  Miremos un ejemplo de oración verdadera y libre de motivos egoístas, carnalidades y mundanalidades.

2 Crónicas 6:40-42 Ahora, pues, oh Dios mío, te ruego que estén abiertos tus ojos y atentos tus oídos a la oración en este lugar. 6:41 Oh Jehová Dios, levántate ahora para habitar en tu reposo, tú y el arca de tu poder; oh Jehová Dios, sean vestidos de salvación tus sacerdotes, y tus santos se regocijen en tu bondad. 6:42 Jehová Dios, no rechaces a tu ungido; acuérdate de tus misericordias para con David tu siervo.

2 Crónicas 7:1-3 Cuando Salomón acabó de orar, descendió fuego de los cielos, y consumió el holocausto y las víctimas; y la gloria de Jehová llenó la casa. 7:2 Y no podían entrar los sacerdotes en la casa de Jehová, porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová. 7:3 Cuando vieron todos los hijos de Israel descender el fuego y la gloria de Jehová sobre la casa, se postraron sobre sus rostros en el pavimento y adoraron, y alabaron a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, y su misericordia es para siempre.

La oración verdadera tiene respuesta inmediata de Dios.

Descendió fuego de los cielos (7:1) y la gloria de Dios llenara su casa (7:1).

  1. La oración verdadera nos llevara a actuar de la manera correcta delante de la presencia de Dios. El pueblo cuando vio la respuesta de Dios adoro y alabo a Dios (7:3), sacrificaron victimas delante de Jehová (7:4-5)
  2. Ministraron delante de Dios con instrumentos de música (7:6),
  3. Consagraron lugar para Dios (7:7), hicieron fiesta para Jehová (7:8-9)
  4. La adoración y la alabanza son una respuesta natural a la respuesta de Dios a la oración verdadera.

Dios hoy nos reta a que tengamos oración verdadera que nos acerque a El.  

2 Crónicas 7:11-16 dice: Terminó, pues, Salomón la casa de Jehová, y la casa del rey; y todo lo que Salomón se propuso hacer en la casa de Jehová, y en su propia casa, fue prosperado.

12 Y apareció Jehová a Salomón de noche, y le dijo: Yo he oído tu oración, y he elegido para mí este lugar por casa de sacrificio.

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo;

14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

15 Ahora estarán abiertos mis ojos y atentos mis oídos a la oración en este lugar;

16 porque ahora he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella mi nombre para siempre; y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre”.

Autor: Ps. Julio Rosa 

Último mensaje predicado: https://libres.org.do/sermons/acercaos-a-dios-1-campana-evangelistica/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 12 =