Sermones

Los adversarios del Rey | Serie Mateo 04 | Ps. Ramón De Jesús | 24/11/19

Los adversarios del Rey – El ángel del Señor advirtió a José del peligro que corrían ante las intenciones de Herodes de matar al niño. Debían trasladarse a Egipto hasta nuevo aviso y José obedeció en el acto. El relato de Mateo continúa con la cita del profeta Oseas 11:1. Esta fue una profecía de gran alcance y notable por su base histórica. Oseas escribía acerca del llamado de Dios a Israel para salir de Egipto al éxodo, aludiendo así al hecho histórico de la liberación de ese pueblo. Había semejanzas entre la nación y el Hijo.

Israel era “hijo” escogido de Dios por adopción, como podemos ver en Éxodo 4:22, y Cristo es el Mesías, Hijo de Dios. En ambos casos, en cuanto al pueblo de Israel y en el caso del Mesías, su traslado a Egipto fue para escapar de un peligro, y su retorno importante para la historia salvífica de la nación. Mateo le dio un nuevo significado a la declaración de Oseas, viendo en esta experiencia que estamos estudiando una identificación del Mesías con la nación, relacionando aquel pasaje profético de Oseas en el Antiguo Testamento, más plenamente, con el llamado del Hijo, el Mesías, de Egipto. Los adversarios del Rey.

Matanza de los niños

13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.

14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto,

15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.

16 Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.

17 Entonces se cumplió lo que fue dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo:

18 Voz fue oída en Ramá, Grande lamentación, lloro y gemido; Raquel que llora a sus hijos, Y no quiso ser consolada, porque perecieron.

19 Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto,

20 diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño.

21 Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel.

22 Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea,

23 y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno. 

Autor: Ramón De Jesús

Facebook: La Iglesia Bautista Redención

Último mensaje predicado: Las obras del Espíritu Santo | Serie Espíritu Santo 03 | Ps. Ramón De Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =