Sermones

Superando el victimismo / Ps. Esmerki De Los Santos / 09/01/19

Predicador - Pastores Invitados

“Superando el victimismo”    

 Génesis 29:31-35

Superando el victimismo es un serie de mensaje del libro de Génesis que estoy predicando en la iglesia donde estoy actualmente. Quisiera tomar un break de la vida de Jacob y enfocarme en alguien que no nos enfocamos mucho; alguien en esta historia que así como ella fue ignorada antes, la ignoramos hoy. Esta es Lea.

Lea es sin duda alguna la definición en persona de una víctima: vs. 31

A diferencia de Jacob, Lea fue una víctima de la cultura y las acciones de otros:

  • Jacob fue engañado por ser un engañador; Lea no fue así.
  • Lea no tenía la culpa de tener los ojos delicados.
  • Ella no tenía la culpa de no ser tan atractiva o bonita como su hermana.
  • Ella no tenía la culpa de que su padre la usara para engañar a Jacob. Esta no fue su decisión.
  • No nos dice el pasaje que ella estaba interesada de Jacob.
  • Ella lo amo después que su padre la unió a Jacob con engaño pues en esta cultura era una honra para una mujer hallar hombre.
  • Ella no tenía la culpa de ser repudiada, rechazada por Jacob.

Si no están de acuerdo conmigo miren versículo 31; pues Dios piensa lo mismo de Lea.

  1. Dios mira a la menospreciada Lea y la bendice. Vs. 31-35 (Lea tuvo 4 hijos que declaran el ánimo espiritual en el cual ella se encontraba):
  1. Rubén: mira un hijo.  Lea esta agradecida con Dios pero está enfocada en querer ganar el favor de su marido.
  2. Simeón: “Escucha”. Jehovah escucho mi aflicción; ahora Lea está enfocada en su aflicción causada por el desprecio de su marido.
  3. Levi: “Unión” Todavía ella esta ilusionada en que su marido se una a ella; en ser la preferida en lugar de Raquel.
  4. Judá: “Adoración” finalmente lo agarra; ella tenía que dejar de buscar su felicidad en un hombre; tenía que buscar su felicidad en Dios, adorarlo a Él; poner sus ojos en el que la vio.

Hermanos la mayoría de la a veces en nuestras vidas somos víctimas de nuestras propias decisiones pero otras veces vamos a ser víctimas de la maldad de otros. Nos van a maldecir, a maltratar.

¿Cuál debe ser nuestra reacción cuando realmente somos víctimas?

Cuando eres menospreciado, maltratado no te enfoques en el que no te ve; enfócate en el que te ve.

Dios está en su trono, Dios está en el cielo, el es justo, el es bueno, el ve la maldad que es hecha contra nosotros deja de quejarte, deja de llorar pon tus ojos en Dios.

  1. Lea no lo agarro hasta tarde, ella estaba enfocada en agarrar el corazón de Jacob quien la aborrecía y no se daba cuenta que al hacer esto estaba menospreciando a Dios quien vio su aflicción y la bendijo.
  2. Hermanos cuando nos enfocamos en nuestros problemas, en aquel que nos lastimo y nos pasamos quejándonos por eso; estamos ignorando al Dios que nos ama.
  3. Pastor, pero ¿por qué Dios permite eso en mi vida, si él me ama? porque él quiere mostrarte su amor en una forma especial.
  4. Lea no pudo ver que Raquel era la favorita de Jacob pero Lea en ese momento se había convertido en la favorita de Dios. Dios le dio hijos y Raquel no tenia. Pero ella estaba enfocada en Jacob.
  5. Recuerdo la historia triste de una joven que fue maltratada sexualmente por su padrastro y ella no se podía sacar estas imágenes de la cabeza a tal nivel de que nunca pudo ser feliz con su esposo, estaba hundida en frustración, hundida en seguridad y nunca confió en el. Yo no quiero minimizar la frustración que ella paso; pero Dios la había bendecido con un gran esposo; a quien ella rechazo toda su vida por no dejar de enfocarse en su padrastro.

Cuando eres menospreciado, maltratado no te enfoques en el que no te ve; enfócate en el que te ve.

  • Cuantas personas viven una vida de limón, infeliz porque alguien lo ha maltratado: casa, trabajo, un familiar, un jefe, un amigo y dejan que eso le frustre toda su vida cuando hay un Dios grande en el cielo queriendo mostrarte amor, atención.

Conclusión:

  1. La historia de rechazo de trabajo.
  2. Historia de rechazo de mi visa.
  3. Mis historias de rechazo de algunas muchachas en mi adolescencia.

No puedo dejar que eso frustre mi vida cuando Dios me ha bendecido tanto.

Autor: Ps. Esmerki De Los Santos

Facebook:  La Iglesia Bautista Redención

Último mensaje predicado: 

Las disciplinas de la vida devocional 1 / Ps. Ramón De Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 4 =