Sermones

Todo tiene su tiempo | Emeterio Soriano | 08/12/19

Predicador - Emeterio Soriano

Introducción

El escritor de este libro poético del Antiguo Testamento, identificado como el Predicador, trata temas acerca de la vida, el trabajo, el goce de los deleites, la muerte, la incertidumbre y otras inconsistencias de la vida. Podríamos incluso pensar en él como un pesimista. El pesimismo considera que el mundo es malo, por lo tanto toda la vida del hombre es desgraciada. El escritor de Eclesiastés no es pesimista, pues el pesimismo no considera a Dios en la ecuación de la vida. Tampoco es un Hedonista, pues el hedonismo encuentra el bien supremo en el placer, únicamente en el placer.

Para él, la felicidad no consiste en la entrega sin medida a los placeres, sino en el gozar honesto y lícito de los bienes de este mundo, que son, un don de Dios (2:24b; 3:13; 5:19; 9:7)

En su análisis de los altibajos de la vida el predicador aclara que existen solo dos absolutos en la vida, Dios y la muerte. Para nosotros esto debe ser una realidad. En el capítulo 3 de su libro, el Predicador despliega una gran lista de actividades para las cuales hay un tiempo. Comienza con recordarnos que los hombres tenemos un día de nacimiento y tendremos también un día para morir. Entre estos dos momentos, se desarrolla el resto de la lista que nos presenta.

El hecho de que en medio de su discurso, repita la palabra: TIEMPO, indicando que hay un ciclo para cada cosa en la vida del hombre. Ciclo que comienza y termina fuera del control del hombre, a saber, el nacimiento y la muerte.

Dios es quien fija los tiempos, Él tiene el tiempo en sus manos; la sabiduría del hombre consiste en ponerse en sintonía con Dios para saber cómo actuar en cada momento. La vida del hombre consiste en hacer y deshacer, comenzar y concluir. Pero nada hay absoluto en seres relativos como nosotros. Dios da los días de alegría pero también los días de profunda tristeza (Eclesiastés 7: 14). De esta abrumadora realidad se desprenden algunas implicaciones útiles para nuestra reflexión, sea que disfrutemos de días buenos o nos encontremos en días malos.

Todo tiene su tiempo implica que existe un plan o propósito para nuestras vidas

  1. Dios es quien controla el plan o propósito universal. Éxodos 20: 5
  2. Dios tiene un plan especial para aquellos que le aman. 1 Corintios 2: 9, Efesios 1: 3-5
  3. Dios tiene planes de bien y de paz para su pueblo. Eclesiastés 3: 14, Jeremías 29:11, 1 Timoteo 2: 4

Cada uno tiene un propósito y cada momento de nuestra vida tiene un oficio, sea de alegría o de tristeza, nadie vino a este mundo para NADA.

Recientemente participé en un funeral. Tuve la oportunidad de compartir la palabra de Dios en él. Meditaba en esta porción: todo tiene su tiempo, ese fue el tiempo de la muerte, de llorar, de enlutar. Recordaba los buenos días, los felices, los de festejo. Nadie vive solo en los buenos momentos, por más que se afane. Al final, todos enfrentamos tiempos tristes, tiempos de hacer y tiempos de deshacer.

Lo que es seguro es que existe una pauta divina para la vida, pauta que aunque segura es incomprensible para la mente limitada del hombre.

Todo tiene su tiempo implica que el hombre no tiene el entendimiento completo de este plan

  1. El conocimiento de Dios es infinito. Salmos 147: 5, 1 Corintios 1: 25

El apóstol Pablo recurre a la exageración al decir: lo necio de Dios (lo cual no existe) es más sabio que lo sabio de los hombres.

  1. El conocimiento del hombre es limitado por el pecado. Eclesiastés 3: 11, Salmo 139: 6

La mente humana con gran potencial se ve limitada por la degeneración del pecado. Cada vez que repasamos y encontramos grandes hombres de ciencia y de arte, que trascendieron su época, debemos de pensar que su genialidad es solo una sombra de lo que fue el hombre antes de la caída.

El aceptar nuestra limitación, más que un acto de sincera humildad, denota el lugar que posee Dios en nuestras mentes y corazones. Salmos 139: 14

Todo tiene su tiempo implica que el hombre no tiene total control este plan

Este determinismo, el saber que hay un plan mayor a nosotros, nos puede hacer sentir indefensos. De hecho, así es como deberíamos sentirnos, indefensos frente a los designios divinos. Pero ahí es que el conocimiento acerca del carácter de Dios, se hace tan importante. Dios tiene propósitos halagüeños en todo lo que ocurre a su pueblo. Jeremías 29: 11

Algunos pretenden vivir sin Dios en sus vidas, pero aun ellos viven sus vidas persiguiendo un propósito, viviendo en fe. Tienen fe, por eso hacen planes para el día, el mes y hasta para los años que vienen. Inconscientemente pensamos que tendremos una oportunidad el día de mañana. Pero ningún ser humano puede afirmar que verá el día siguiente.

El camino más seguro para vivir una vida que no es segura, es confiar en la buena intención de Dios y disfrutar la vida dentro de los límites que Él ha designado. 

Conclusiones

Existe un propósito para nuestras vidas

  • Fuimos creados por amor y con un propósito. Nuestra vida debe evidenciar que no vivimos a la ligera.
  • Nuestro tiempo, o simplemente el tiempo, está lleno de una serie de eventos, ninguno de ellos fortuitos; algunos de ellos felices y otros tristes.

No tenemos el entendimiento completo de este plan

  • Dios tiene conocimiento cabal.
  • Dios no es un sádico, se interesa por sus criaturas, y por sus hijos.

No tenemos el total control sobre este plan

  • Dios tiene control de nuestra vida, de tal forma que pensó en nosotros antes de la creación y pensó en nosotros ahora, preparando buenas obras para que vivamos en ellas. Pensó en nosotros también proveyendo los medios para que podamos conocerle a través de su Palabra. Pensó en nosotros, cuando el Señor Jesucristo oró en Juan 17.
  • Dios tienen conocimiento y control, esto sumado a su buena intensión, nos anima a vivir la vida. Sean tiempo de abrazar o de abstenerse de abrazar. Desde el tiempo de nacer hasta el tiempo de morir.

Autor: Emeterio Soriano

Facebook: La Iglesia Bautista Redención

Último mensaje predicado: Los adversarios del Rey | Serie Mateo 04 | Ps. Ramón De Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =